Eslogan: de grito de guerra al recuerdo de marca

Parafraseando a Lluís Bassat, “la publicidad es el arte de convencer consumidores”. Y, dentro de este arte, encontramos la investigación, las reuniones entre agencia creativa y empresa, sesiones de brainstorming, y otras muchas actividades necesarias para conseguir que el producto o servicio en cuestión sea anunciado y comunicado de manera óptima para convencer a su público potencial. Dentro de toda esta lista, el eslogan es esa frase o mensaje clave, sencillo y que cala en el imaginario de la gente. Los hay de muy originales, otros que se pierden con el paso del tiempo y unos pocos que consiguen el éxito y la perdurabilidad a lo largo de los años y décadas.

¿Quién no conoce alguno de los siguientes eslóganes? ¿Sabes a qué empresa, producto o servicio se refiere?

  • ¿A que no puedes comer sólo una?
  • Hola, soy Edu, ¡feliz navidad!
  • El secreto está en la masa.
  • ¿Hasta dónde quieres llegar hoy?
  • Just do it.
  • Impossible is nothing.
  • Piensa en verde…
  • Siempre…😉
  • Connecting people.
  • ¿Te gusta conducir?
  • Yo no soy tonto.
  • Yes, we can.

Pero, lo que no todos sabemos es el origen de este término adoptado del inglés slogan. Cuenta Ricardo Sosa en <<la palabra del día>> que el origen de eslogan cabe remontarlo a las comunidades celtas de lengua gaélica quienes lo utilizaban como grito de guerra. Curioso, ¿no? Hoy las empresas luchan por espacios publicitarios, cobertura en medios, etc., con la finalidad de aparecer en todos lados y tener más posibilidades de que su target reciba el mensaje y no lo borre de manera ipso facta. La lucha por la presencia, por conseguir más ventas, por incrementar beneficios… Una batalla que cada día es más complicada no sólo por estar en tiempos de crisis sino porque superar lo existente cuesta cada día más.

¿Tenéis algún eslogan ganador?😉

2 pensamientos en “Eslogan: de grito de guerra al recuerdo de marca

  1. ¿Qué tal ‘Més que un club’ o la marca (más que eslogan) ‘ZP’, que empezó en una campaña electoral, aunque quizás ahora se les haya girado en su contra? Hay eslóganes que verdaderamente han calado fondo en la cultura y que rápidamente relacionamos con unos valores, una marca, un producto… Pero a nivel más general, en el terreno de la publicidad, creo que llegar al público con el objetivo de persuadir (y, al final, de comprar, votar o consumir) es francamente complejo. Al menos en mi caso, aquellos espacios publicitarios que valen la pena, aquellos más creativos e ingeniosos por los que esperaríamos frente al sofá a que empieze de nuevo nuestro programa favorito en vez de aprovehcar para ir al servicio, son tan buenos por sí mismos que muchas veces no nos fijamos en la marca que representan. Quizás los entendidos dirán que de eso ya se encargará nuestro subconsciente, pero tengo la sensación de que no son del todo fiables.

    En cambio, los típicos anuncios aburridos (que si la ropa blanca, el coche circulando por un paisaje de película, etc. etc.) pueden dejar muy clara la marca que hay detrás, pero quizás desconectamos de esos anuncios o acabamos relacionando la marca en cuestión con un hastío que nos impide ver de un tirón el programa que nos gusta.

    Puede que, por ejemplo, Coca Cola, haya encontrado la fórmula (más allá del ingrediente mágico de su refresco estrella), al hacer anuncios muy atractivos y, a la vez, muy efectivos a nivel corporativo, ¿no? Quizás se lo puede permitir por la gran consolidación de su marca.

    Una abraçada Sabrina!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s