Entrevista a Ricardo Galli, creador de Menéame: “Desde casi el momento que nació Menéame tuve que salir a demostrar mi inocencia”

Crítica, concisa y clara, además de que no se corta ni un pelo. Así me parece que es la entrevista de hoy con Ricardo Galli, creador de Menéame (con la colaboración de Benjamí Villoslada), el “portal donde los usuarios envían y votan noticias, para promocionarlas en portada” según citan en la web o, podríamos decir, una versión española similarDigg cuya definición corporativa es “the best news, videos and pictures on the web as voted on by the Digg community. Breaking news on Technology, Politics, Entertainment, and more!“.

(cc) benjami

Aquí os dejo la entrevista y agradezco a Ricardo Galli (@gallir en twitter) su colaboración. Sólo un avance: pienso que abre algunos frentes de debate interesantes y a su vez de elevada complejidad como para dar por válida una única opinión. ¡Ah! Y he añadido algunos comentarios entre corchetes […] que son aportaciones mías.

¿Qué opinas de lo que está sucediendo con Wikileaks y el gobierno americano? ¿Podría causaros algún problema el hecho que noticias relacionadas con este tema figuren como las más populares en Menéame?

No sé si se puede simplificar todo a Wikileaks contra el “gobierno norteamericano”, el tema es más complejo, creo yo. Habrá partes del gobierno que estarán satisfechas (no olvidemos al menos que la mayoría de temas denunciados son de la presidencia anterior) y otros que se pondrán muy nerviosos, como la CIA. En general considero que es muy bueno que el público tenga más información, no puede ser malo. Seguramente hará falta un periodismo responsable para relatar los hechos sin desinformar más de lo que habitualmente hacen, y de ser muy escrupulosos en mantener el balance adecuado entre libertad de expresión y respeto a la privacidad.

Debo decir que tampoco entiendo mucho el “éxito arrollador” de Wikileaks, es más producto de los medios que una revolución informativa [según datos de Alexa, se sitúa 2662 en el ranking]. En primer lugar porque ese trabajo es el que deberían estar haciendo ellos, en muchos países democráticos tienen leyes que protegen a las fuentes de los periodistas (que es lo único que hace Wikileaks como tal). Por otro lado en Internet siempre han existido formas relativamente sencillas de ocultar las fuentes si es que existe el interés de ambas partes.
Respecto a lo que sale en Menéame, han enviado algunas noticias muy sensacionalistas con acusaciones graves contra administraciones y gobiernos, incluso presuntamente falsas, por ejemplo (leed los comentarios 5276). Nunca nos pidieron que los censurásemos, tampoco al sitio original. Por otro lado sí hemos recibido numerosas “amenazas legales” para eliminar enlaces o comentarios de temas más “mundanos” (empresas “ofendidas”, algunos políticos o profesores, Ramoncín…). La política es no modificar ningún enlace siempre y cuando el original siga accesible (hay mucho blogger “valiente”, y algunos medios, que borran contenido a la primera carta de abogados sin dejar siquiera una aclaración), si no lo está tampoco borramos, la pasamos a descartadas para que sean invisibles a los buscadores externos, o eliminar datos personales si es que lo tenía. Más presión hemos recibido para borrar comentarios, hay más de siete millones, pero por ahora hemos evitado tener que hacerlo.
Si algún día alguna noticia, post o referencia que afectara directamente a tu persona consiguiera un número muy relevante de meneos hasta el punto de situarlo en la primera página… ¿qué política de actuación tomarías?
La pregunta es curiosa, me descoloca, es la lógica demasiado estricta de un programador🙂
Desde casi el momento que nació Menéame tuve que salir a demostrar mi inocencia, me inventaron más delitos que a César Alierta, Sinde, Assange y el Rafita juntos. Ahora además debo explicar si sería inocente en un futuro, es difícil, como comprenderás [sí, lo admito, aquí buscaba una pregunta comprometida, pero quería que no fueran las típicas político-correctas de las que intenté rehuir]. Está bien que guste el drama blogocósico, pero alguna vez sé considerar mi presunción de inocencia y reclamar pruebas a quienes hacen grandes acusaciones (y de paso ser escéptico, también por lo que no cuentan, pero yo podría dar más datos [esto es como dejar al niño sin la golosina])🙂.
Afortunadamente la respuesta ya está dada desde hace tiempo. Basta ir a mirar las más “populares” de Menéame en toda su historia. La segunda no sólo es contradictoria es sí misma, cuando salió publicada tenía acusaciones falsas muy graves, como que había cometido delitos en la universidad. Luego de publicada se editó el apunte, no tengo a mano la captura, la tienen nuestros abogados, pero sí que tengo otra publicada en el mismo blog y va en el mismo sentido (las negritas no son mías):

Supongo que la respuesta está contestada, aunque lo reafirmo: nunca, jamás, eliminamos una noticia crítica contra Menéame ni contra mí, incluso aunque eran mentiras que podía demostrar fácilmente (y otras con acusaciones que entran en lo delictivo, como la que mostré en la imagen anterior).

No sé qué podrá pasar si ocurre algo más grave, pero espero que confíes un poco más en mi criterio, que suelo “tragar” mucho sin montar escándalos ni demandas (podría tener decenas con 99% de probabilidades de ganar :-)).
Aclaración: Ese artículo enlazado “megalómano fascista” que aparece clicado en la captura lo hicieron desde Barcelona y lo publicaron en Indymedia. No es ningún alumno, sino relacionado con mis críticas a los informes y notas de prensas fraudulentas del “Observatorio Español de Internet”. El grupo de delitos informáticos de la Policía Nacional en Barcelona se puso en contacto conmigo y lo investigaron de “oficio” (tampoco tenía ganas de perder tiempo en denuncias y demandas). Es muy fácil ponerse en contacto con la UIB para averiguar que no tengo expedientes, ni “investigaciones”, ni quejas de alumnos… sólo esas cartas anónimas, unas cuantas, de trolls rebotados. Incluso por alguna de ellas la universidad se ofreció a iniciar una demanda si lo solicitaba, no lo hice.
¿En qué medida le tienes “miedo” a los clones? Dicho de otro modo, ¿puede verse afectado el negocio por el nacimiento de clones?

Cero, ninguno.

Liberamos el software desde el primer día, y colaboramos para poner en marcha todos los clones que nos han solicitado. Incluso a aquellos desde el que se critica o desacredita al Menéame. Si alguien lo hace mejor que nosotros, algo aprenderemos. Si desaparecemos porque lo seguimos haciendo mal, pues nada, será nuestra culpa, tampoco será un drama para nadie. El fracaso es parte de la vida, y los proyectos.
Sobre cómo puede verse afectado el negocio, no lo sé. Hubieron muchos que comenzaron y fallaron. No es fácil, de hecho el Menéame es el único de su tipo que funciona en idioma no inglés, dentro de poco habrá un japonés con el que colaboramos [¡de nuevo nos quedamos con las ganas del caramelito! ¿no puedes avanzar nada? :P].
¿Qué pasará cuando las empresas copen este espacio? Si es que no hay algunas que lo puedan estar haciendo ya de manera anónima…

En Menéame invertimos muchísimo esfuerzo en que esto no ocurra, de hecho nos critican que seamos muy duros y que apliquemos las mismas reglas para los blogs que para los medios. Pero las reglas de juego y el “fair play” deben ser iguales para todos aunque no me guste ni a mí. Otros dudan que seamos igual de exigentes con los medios, pero la mayoría de ellos pueden atestiguar (si alguien les pregunta) que si intentaron hacer “copar” Menéame se les baneó sin contemplación alguna.  Lo que pasa es que si un medio es baneado por abuso normalmente se ponen en contacto con nosotros, les explicamos lo que pasó y se quita el ban si hay intenciones de respetar las normas. En cambio muchos bloggers optan por la solución de escribir un apunte hablando de mafias y censuras en Menéame, o “Ricardo Galli, ese gran censurador de la Internet española”. Así, hasta los mejores intencionados se quedan la idea de que estos problemas sólo ocurren con los blogs, nunca con los medios, ¡algo debe tener Menéame contra los blogs!

Espero que entiendan que es una medida que está pensada para no favorecer a los grandes. Imaginaros lo que podrían hacer las grandes empresas con decenas de empleados o becarios haciendo “social media” en Menéame si no fuésemos tan tiquismiquis con estos aspectos.

¿Cómo están funcionando las versiones para los idiomas catalán, euskera y gallego?


No igual para todas, con altos y bajos. Pero por eso del “fair play” que tanto insisto y aunque con ninguno de ellos tuvimos problemas, me parece que lo justo es que contesten ellos. O sus usuarios.
¿El hecho de que muchos usuarios voten y sitúen en la cabeza noticias sensacionalistas, qué reflexión te genera? ¿No crees que podemos estar desaprovechando la posibilidad de promocionar (menear en este caso) noticias de otro estilo en pro de temáticas más banales y menos trascendentales?

La contradicción de la triple pregunta me confunde. Por un lado dices que llevan a la cabeza “sensacionalistas”, por otro que debería haber menos “transcendentales” y más banales [más bien decía lo contrario: no digo que debería haber menos trascendentales sino que estamos desaprovechando la oportunidad de promocionar ciertos contenidos en vez de aquellos más banales y menos trascendentales]. Si tomas el sentido amplio de la palabra “sensacionalista” (al menos las que queremos dar en el voto negativo del mismo nombre en Menéame), éstas son las que recurren al drama, a los bajos instintos, a la exageración de una “no-noticia” para convertirla en una “noticia”. Ello es opuesto a “transcendental”. También mucho de lo “banal” no es más que sensacionalismo, porque si no no sería noticia.

Sobre la elección de la temática, no depende de nosotros, sino de la comunidad de gente que propone y envía. Yo soy muy crítico con el sensacionalismo, tanto en el Menéame como en los medios. Se hace “sensacionalismo” con todo, incluso con la ciencia, que ya han convertido en una parodia de lo que es en la realidad (escribí sobre esto hace unos días [sí, la había leído porque me llegó por un twitt de @dani_perez]).Volviendo a la primera. No creo que haya demasiado sensacionalismo en Menéame, al menos no más de la que te encuentras en cualquier “medio serio”, con las desventajas que están en papel o no admiten comentarios y no tienes forma de detectar los errores o la crítica a menos que lo leas en otro sitio (ni siquiera en otros medios, se critican poco en este aspecto porque todos hacen lo mismo). Creo que hay un exceso de sesgo por prejuicios. Cuando te refieres a la “cabeza” lo dices por la portada o más populares? Si es por las populares, fíjate por ejemplo que la más votada en la historia del Menéame es de fútbol, y hay varias más muy cercanas. Yo no veo nada de “transcendental” en ellas, más bien muy banales. Tampoco veo otros “sensacionalismos allí”. Si lo dices por la portada ¿has analizado o sacado estadísticas básicas? ¿has comparado con otros medios o blogs? ¿o la proporción de “actualidad” vs. cultura, ciencia o tecnología? Creo te sorprenderías (ojo, también varía mucho por días) [me lo apunto como tarea pendiente: analizar con mayor rigor estos aspectos que apuntas].

Pero insisto, si hay algo que siempre critico en Menéame, cuando comento los envíos, es que se envíen y voten noticias sensacionalistas, tanto las morbosas como las de ciencia o medicina que tanto aparecen (¿cuántas curas de cáncer has leído en las últimas semanas?). Recuerda, en Menéame podrán hacerme más o menos caso, pero opino como un usuario normal (y me gusta opinar). Lo que decide qué va a portada son los votos de todos, el mío cuenta como uno más.
Sobre la segunda pregunta. Entiendo que necesitamos de todo un poco, información, drama, morbo, sensacionalismo. Pero ya tenemos demasiado de los mismos, no seré yo el que haga nada por aumentar aún más su divulgación, pero el software es libre, y hay otros similares más fáciles de instalar🙂
¿Se puede vivir sólo de Menéame?

No, nadie vive del Menéame. Y no podría haber sido posible sin la cantidad de horas “gratis” invertidas, las nuestras y de gente que colabora desinteresadamente. También que fuimos siempre muy cuidadosos con los gastos y la infraestructura.

¿Para cuando crees que tendremos una fórmula que mida con exactitud el ROI en social media?

Tenía que aparecer la palabra de moda “social media” [sí, lo siento ;-)], esa profesión creada a partir de aplicar el sentido común… cuando se aplica😉 Intentaré decir algo, aunque no soy experto.

¿Alguna vez se ha podido medir el ROI en marketing o publicidad? No lo creo [creo que unos cuantos te discutirían esta afirmación]. Actualmente tenemos datos muy precisos de medición, pero como estos datos se convierten en “estadísticas” aparecen las mentiras, con nombres tales como “visitantes únicos”, “visitas”, “lectores”, “paneles”, “lectores potenciales”, “alcance”, “cesión de tráfico”, etc. Mientras sigamos aceptando estas tácticas, acompañadas de enlaces ocultos y recargas automáticas de páginas, nunca podremos fiarnos de poder medir nada más complicado que páginas vistas.
Así que no creo se pueda medir el ROI de acciones en la red, salvo casos muy concretos y excepcionales.
¿Qué habéis aprendido de la crisis que sufristeis a finales de abril de 2009?

Para los que no sepan de qué va, te refieres al “banday“. Aprendí bastantes cosas.

Una es que nunca debes tomar decisiones precipitadas, como hice, aunque haya hechos muy graves (insultos y acusaciones a personas que no tenían nada que ver con Menéame, amenazas de violencia física a usuarios –algunas desde IP de Bloomberg en Londres, imagina qué tipo de “profesionales” estaban involucrados–, amenazas a bloggers, etc.). Hay que tomarlo con tranquilidad, no dejarte llevar por las ganas de solucionarlo rápidamente.
La otra es que no se puede tener “la doctrina”. No puedes aplicar de la misma forma las normas para un caso que por otro, que es lo que pasó con las “listas negras”. Durante el ataque de Israel a la Franja de Gaza había usuarios que elaboraban listas de “pro-sionistas genocidas” con todos los que votaban negativo los envíos de ese tema (hubieron cientos). En ese momento se decidió que la “libertad de voto” es esencial y que acusar de genocidas a una persona que vota negativo es un “acoso” inadmisible. Lo mismo se hizo el día del banday y aplicamos la misma regla cuando uno de los usuarios que apareció en la lista se quejó (el usuario “grima”). Los efectos fueron desastrosos, ya que desencadenaron otros peores como las amenazas y estar al borde de una depresión galopante durante días (a la que tuve que disimular para que mi familia no se entere en el medio de un puente “en familia”).
Luego a nivel intelectual me interesó el fenómeno, hablé mucho con los usuarios y compré libros. Por ejemplo me reuní con “Kumiko” en Barcelona, había tenido dos usuarios con comentarios muy agresivos contra mi, incluso creo abrió una página de Facebook con la foto mía retocada con los bigotes de Hitler y simbología nazi. Le pregunté por qué lo había hecho si nunca había tenido problemas en Menéame ni con admins, me respondió literalmente que lo hizo sólo por diversión y no se dio cuenta que haya sido tan agresiva. Quedé sorprendido, busqué bibliografía, recomiendo el libro recopilación de ensayos  “You are not a gadget” de Jaron Lanier. Algunas de sus frases que coincido plenamente:
Si el vídeo de alguien es ridiculizado en Youtube, entonces el mío está temporalmente protegido. Pero también significa que soy cómplice de una dinámica de masas […] El trolleo no es una cadena de incidentes aislados sino el status quo del mundo online […]  Hay etapas reconocibles en la degradación de la comunicación fragmentada anónima […] Entonces los miembros de la pandilla se ayudan y son amables entre ellos, aún cuando se pican para atacar cada vez con más odio a los no miembros […]  Cuando surge la pandilla estás con ella o contra ella. Si te unes a la pandilla, entonces te unes al ritual colectivo del odio.


Lanier explica claramente las responsabilidades que tenemos los programadores y diseñadores de “foros online” a la hora de fomentar o controlar al troll que todos llevamos dentro. En cada nueva idea o funcionalidad de Menéame intentamos tenerlas muy en cuenta (si lees el libro te darás cuenta en cuáles hemos dado mucha importancia, como la de evitar el “anonimato transeúnte”). En mi participación y opiniones personales me prometí hacer lo posible para evitar que se promueva el marrullerismo online –le llamo “forchanerismo”– o el ataque a otros grupos, aunque sea la SGAE.

De este libro aprendí, reforzado por la “sangre anterior” que debes evitar y cortar de raíz cuando se forman grupos coordinados para trollear o molestar. Lo puedes hacer de dos formas: ignorarlos completamente hasta que se cansen o coger los toros por los cuernos, cortarlos de raíz y publicar lo que estaba pasando. Esto es lo que hicimos con el problema de ADSLZone, un tema complicado, que pocos conocían, llevaba mucho tiempo molestando, haciendo trampas y amenazando con montar otro banday (resultado: se ganó un ban permanente al sitio, más paz, menos molestias y casi todos los usuarios lo entendieron perfectamente).

También aprendí que no se puede satisfacer a todo el mundo. Hagas lo que hagas molestará a algunos, al final debes tomar las decisiones que mejor te parezcan para el sitio y simplemente aguantar con las consecuencias.

¿Qué tres ejemplos de buenas prácticas en social media destacarías? ¿Y tres malos?


Como dije antes, no soy especialista. Pero diría que me molestan mucho que me hagan spam, que me intenten engañar, que estén todo el día hablando de lo importante que es el “social media” para las empresas.
Y para ir terminando… me gustaría que citaras tres blogs

No me gusta citar a nadie porque terminas dejando a muchos fuera. Pero citaré a tres que me ayudaron a preparar las transparencia de Menéame, medios, noticias y desinformación [es un pdf]:
  1. Malaprensa
  2. Magonia
  3. Bad Science
Y, también, 3/5 twitteros a quienes seguir y porqué

Me gusta aún menos recomendar a twitteros (de hecho nunca hago el #followfriday). Es una cuestión muy personal, de gustos, afinidades y estados de ánimos. Además la mayoría de los que twitteamos decimos más chorradas que cosas valiosas, así que podrían ofenderse por las recomendaciones🙂
De todas formas diré que me gusta seguir a mujeres inteligentes que gusten debatir y hacer bromas. Lo de mujeres es quizás porque fui criado entre ellas, o que en general son mejores para el debate educado que los hombres.
¿A quién te gustaría ver en una próxima entrevista en Clipping, el blog de sabripatri?

Además que soy crítico con el periodismo de medios, también con los dibujantes de viñetas. Así que te recomendaría a dos: a Josu Mezo del mencionado Malaprensa, o a un dibujante muy ácido que me gusta mucho, JRMora.

¡Muchas gracias por la entrevista Ricardo!🙂

Y a vosotros, mis queridos lectores, ¿algo que opinar?

14 pensamientos en “Entrevista a Ricardo Galli, creador de Menéame: “Desde casi el momento que nació Menéame tuve que salir a demostrar mi inocencia”

  1. Pingback: Entrevista a Ricardo Galli : “Desde casi el momento que nació Menéame tuve que salir a demostrar mi i

  2. Tenias que haberle preguntado si se salta la Ley de proteccion de datos, más que nada para ver con que mentira salia…

    • Estroponeo, un poco en la línea de lo que le comentaba a Korzo.
      Me parece muy bien la disparidad de opiniones o el derecho a crítica, pero no me parece correcto que acusemos de mentir a alguien sin aportar pruebas. Aunque te agradezco tu comentario, me siento en la obligación de pedirte que, por favor, si te apetece comentar de nuevo, intentes hacerlo desde el respeto y la educación😉

      Saludos

  3. El problema de meneame siempre ha sido y siempre será que las reglas de la dialéctica no aplican. Durante la discusión nunca sabes si tu interlocutor es un usuario admin y/o si te baneará o invitará a marcharte del sitio. Y aún peor: en ese contexto no se acostumbra a separar las opiniones personales de la gestión del sitio.

    Eso da lugar a trolles de categoría como mpmx, andresrodrguez o detectivelibrero que, siendo miembros del kabal (saco) tienen patente de corso para decir burradas mientras que sus contertulios están en inferioridad de condiciones. Esta es una realidad que puede ignorarse, sólo hay que mirar hacia otro lado. Sin embargo, os animo a que os asomeis a lo que queda de digg y descubrais en qué se ha convertido, y a que visiteis reddit, hogar de refugiados de digg, y descubrais porque las discusiones allí son inteligentes y la gente se siente cómoda en la conversación y con los administradores.

    O también podeis chuparos las pollas mientras meneame se convierte en un fantasma como libertonia (ECOL) y barrapunto. Vosotros mismos. Saludos a candyman, a perl y a raldi.

    • Hola korzo,
      comparta o no tu opinión, creo que sería un error no publicar tu comentario porque creo en la libertad de opinión (con algunos matices). Me parece interesante lo que comentas de reddit, me pasaré por allí a ver qué tal. Sin embargo, te pediría que si en un futuro vuelves a comentar en mi blog (para mí cualquier aportación cualitativa siempre es bienvenida), lo hagas desde el respeto y la educación. En este caso, al final de tu aportación utilizas una expresión un tanto grosera que no me gustaría que fuera la dinámica de este blog.
      De nuevo, gracias por tomarte tu tiempo pero te agradecería que también tuvieras en cuenta mi anotación.
      ¡Saludos!

      • Por mi no te cortes, tú también puedes decir “mi blog no es una democracia” para disculpar cualquier ajuste de cuentas posterior, ni serías la primera en hacerlo ni serías la última, y no me sentiría ni ofendido. Allá cada cual y su ventana de akismet. Ya lo dijo De Las Hoces: “a palabras necias, comentarios moderados”. Oye, yo sólo era por aportar a la conversación mi opinión personal aprovechando que invitabas a ello, sin malos rollos. En serio.

        Y al hilo de eso, el que se dé por ofendido por algún exabrupto extemporáneo que suelte, sepan disculparme vuesas mercedes y bienvenidos a la Internet, donde le esperan grandes e ingratas sorpresas. Si leyeron esa palabra, “forchanerismo”, por favor, nunca, nunca, nunca, intenten averiguar que significa. Ni “usenet”, esa palabra tampoco. Ni “IRC”. Bueno, en realidad, hay un montón de cosas en Internet que no querrán conocer. En perspectiva, probablemente su visión de Internet quedará coja, pero sin palabrotas, eso si.

        @Estroponeo: Hay una ley, cuyo texto está disponible en Internet: LOPD 15/1999, publicada en el BOE el 14 de Diciembre. Hazte a ti mismo un favor, acude a un sitio donde esté disponible, lee la ley, y descubre en qué supuestos uno está obligado a la inscripción de un fichero en la AEPD. Lee. Tío, en serio, lee. Es lo mejor que puedes hacer, no solo para darte cuenta en que te equivocas, sino para ser una mejor persona. Leer es la releche. Es el mejor consejo que nadie te va a dar en tu vida. Dicho lo cual, no vuelvas a hacer una acusación, velada o directa, sin haber leído y entendido primero.

      • Tranquilo, sin malos rollos. Simplemente que no me gusta según qué expresiones porque me parecen fuera de lugar.😉
        ¡Gracias por pasarte por aquí y por partida doble!

  4. Pingback: Entrevista a R. Galli : “Desde casi el momento que nació Menéame tuve que salir a demostrar mi inocencia" | Noticias - d2.com.es

  5. Muy interesante la entrevista y también la iniciativa de Menéame, que he conocido después de esta lectura. Creo que la conversación con Ricardo Galli refleja las oportunidades y los peligros que tiene este arma de doble filo que supone Internet, como todos los otros grandes inventos de la historia de la humanidad. Aún está por ver si el medio de Internet (iba a decir nuevo, pero lleva ya unos cuantos años) sirve para tener a los ciudadanos más informados que nunca, o más bien para mantenerlos bien mareados sin que sea priorizada la información relevante y creíble ante la más sesacionalista o directamente falsa. En el caso de Menéame, le quita a los profesionales de la información la potestad de seleccionar lo que es “importante” a nivel social (discernir lo que es importante y lo que no llevaría unos cuantos posts), de actuar como gatekeepers. Puede que ello suponga una banalización, a la vez que una democratización. Por otro lado, desconozco si el medio está realmente protegido contra los grandes intereses.

    • ¡Hola Robert!
      Interesante tu reflexión. Independientemente de si hablamos de Menéame, Digg, Reddit o cualquier otro agregador y promotor de contenidos, creo que es muy interesante el fenómeno que está sucediendo desde hace unos años. No veo mal que a veces (y cada vez con mayor frecuencia), se utilice estos portales para extraer noticias pero a la vez estas salen de medios que lo han publicado. Con lo cual, pienso que es un poco un pez que se muerde la cola.
      Yo creo en la democratización de la información y de los contenidos, pero a sabiendas de las prácticas que algunas empresas llevan a cabo en el mundo tradicional, ¿no crees que esto mismo puede exportarse a lo online? Sí, parece más complicado, pero seguramente habrá quien conseguirá hacerse de nuevo con el poder, por así decirlo.

      ¡Gracias por pasarte por mi blog!🙂

  6. En cuanto leo comentarios en algún blog, me viene a la cabeza aquello de que las opiniones son como el agujero del culo, todo el mundo tiene una, que dijo mi admirado Larry Flint.

    Lo siento por Galli, un tipo bienintencinado y muy listo, pero Meneame prueba que los limites de los social media son los de sus usuarios. Es una buena idea reventada por la memez, la estupidez y la incuria de una buena parte de sus usuarios. A medida que se popularizo dejó de tener interes. Para leer la misma mierda que hay en todas partes, los mismos insultos a la SGAE o a cualquiera que defienda derechos fundamentales, las mismas injurias escritas por los mismos sionistas, las mismas obscenidades franquistas, los mismos chismorreos sobre famosos, etc. no hace falta un agregador especifico.

    Me parece un error la “democracia” cuando lo unico que aporta es ruido, mal rollo y un deterioro definitivo de un sistema potencialmente interesante y enriquecedor. Yo anularia las cuentas de la gente a la primera señal.

    • Hola Jota,
      yo espero que sepamos no estropear los beneficios que nos brinda la red. Evidentemente, cada cual mira por sus intereses y muy posiblemente será complicado luchar contra esta corriente. Y, sí, es mucho más sencillo hacer ruido que aportar contenidos enriquecedores. Pero, como todo, siempre hay canales y canales, se trata de que cada cuál encuentre el suyo. Yo, por de pronto, no le veo ningún interés en perder horas comentando sin que me aporte algo el debate, con lo que estoy de acuerdo contigo con la idea de una democracia “limitada” por así decirlo. Pienso que no todo debería estar permitido, ya que el “mal rollo” no aporta nada.

      ¡Gracias y un saludo!

  7. Pingback: Menéame-Leaks: manipulación de noticias y votos, acoso e insultos de los admins a los usuarios (I) « memeneopensandoenti

  8. Pingback: Qué es menéame, pues eso menear el rabo al perro creador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s