El Jardín de las delícias (1r hotspot, por Anna Tomás)

Vista: buganvillas lilas abrasadas por el sol mirando al Tejo

Oído: un fado procedente de un callejón estrecho lisboeta

Olfato: maracuyá maduro y miel, mucha miel

Gusto: canela y azúcar

Tacto: el cristal de una copa rellena de vino verde afrutado

En otra vida debí ser portuguesa…Nacida en las frondosas levadas madeirenses y emigrada, en plena pubertad, a Lisboa. Permanente transeúnte de un tranvía amarillo, que me lleva de la Alfama a la Praça do Comércio. Callejones salpicados por la lluvia de diciembre, que resplandecen bajo la luz de las farolas nocturnas creando arcoíris instantáneos en el sucio pavimento. Hogar dulce hogar. Bacalao cociéndose a fuego lento, líricamente, cuál verso de Pessoa. Buen comer, sueños dulces, risas de vino verde.

Creo que esta vida anterior aflora y me impulsa a acudir semanalmente a la calle Verdi de Barcelona, A casa portuguesa, el primer hotspot de esta colaboración periódica con el blog Clipping de Sabripatri. En este pequeño local me espera la franca amabilidad de sus propietarios y camareras, que poco a poco me enseñan a pronunciar las delicias que ofrecen: pasteles, ensaladas variadas (sepia, bacalao, frutos de mar, pulpo…) y muchos tentempiés. Al fondo una bodega a la vista, para el placer de los que amamos el buen vino, desde el blanco burbujeante al intenso y masticable Oporto.

Mesas pequeñas, luz tenue, arte emergente en las paredes, clientela fiel. Y  de fondo el mejor indie mezclado con melancólicas melodías portuguesas. Oír a The National degustando un bolo de crema fue una revelación absoluta de mi pasado. Vidas que van y vienen, ¡dejà vu! Quizás no nací en Ponta do sol, pero mis sentidos renacen cada vez que entro en este acogedor lugar que me despierta saudade a borbotones. Portugal en Barcelona es A casa portuguesa.

Clipping: Una nueva web para celebrar los cuatro años de existencia y un nuevo espacio que están poniendo en marcha en la calle de l’or. La página oficial de A casa portuguesa tiene una perla escondida: el manifiesto en imágenes y versos de la casa. Asimismo, la música que se escucha allí se puede descargar gratuitamente.

El pasado no está reñido con el futuro. Tener éxito pasa también por apostar por el mundo online. Así, las actuaciones de grupos portugueses que suelen tener lugar en A casa portuguesa se graban y se pueden escuchar vía web. Zona media, zona info… apartados rellenos de deliciosas apuestas que no abundan todavía en las webs de locales españoles, que se limitan a un abandonado facebook que, con suerte, sobrevive gracias a los fans.

Felicidades A casa portuguesa, y ¡que cumplas muchos más!

Post escrito por Anna Tomàs, escritora de novela juvenil (como “Florència a la maleta“) y periodista. A partir de ahora, colaborará voluntariamente en mi blog dándole color al blog, con un estilo muy distinto al mío. Buscando hotspots en los que darnos a conocer espacios, siempre con un gancho a las nuevas tecnologías. ¡Gracias Anna y mucha suerte en tus sueños e ilusiones!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s