Organizar y disfrutar de un evento

Organizar un evento es todo un reto. Conseguir que todo salga bien y además poder disfrutar del mismo, se convierte en un periplo cuyos resultados no vas a poder determinar hasta que haya transcurrido. Y, cuando todo sale a pedir de boca, la satisfacción consigue hacerte olvidar los duros meses de trabajo.


Es muy fácil criticar y pensar en todos los detalles cuando ves la organización desde fuera. Sin embargo, cuando el peso de la organización recae a tus espaldas y cuando te adentras en las entrañas del proceso (que requiere previsión, cálculo, detallismo, organización, meticulosidad y mucha sangre fría), te das cuenta que en muchas oportunidades lo que parece muy sencillo es en realidad una auténtica odisea.

El pasado jueves tuve la suerte de poder asistir al Premio Internacional de Novela Negra de RBA, el segundo de esta índole mejor dotado económicamente en España. Dado que en esta ocasión entre las filas de la organización tenía conocidos, a quienes he visto pelear hasta el último momento porque todo saliera lo mejor posible, mi post de hoy lo dedico a este tema.

¿Cuáles son las claves para organizar un evento?

– Organización y planificación.

– Comunicación fluida y constante entre los miembros de la organización.

– Revisión periódica de las acciones ya desarrolladas.

– Previsión y anticipación.

– Tener un plan B, C, D y E… por si las moscas.

– Pecar de exceso de control (más vale estar al corriente de demasiado que de poco).

– Confiar en tu equipo.

– No dejar las cosas para el último momento, a menos que sea imprescindible.

– Mantener la calma.

– Dedicación, trabajo y trabajo y trabajo.

Pero… ¿los organizadores disfrutan también del día?

Obviamente, el mejor momento para los invitados es el de más estrés para el equipo que ha llevado a cabo el evento. Que todo salga según el guión, ¡por favor! Pero a veces, factores externos (como lo puede ser la lluvia, el comportamiento – así como la atención a los mismos – de periodistas o algún invitado, que el equipo técnico no tenga ningún problema, que se vaya la luz…) nos pueden jugar malas pasadas y es entonces cuando un verdadero profesional responde y salva el momento.

Cuando todo ha pasado, siempre suele quedar el momento de disfrute y, bien merecido, los organizadores también aprovechan para charlar y cumplir como anfitriones.

Si consigues que todo salga bien y encima disfrutas del evento, ¡enhorabuena!🙂

PD: Hoy me gustaría dedicar un guiño a unas chicas que bien se merecen una felicitación😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s